Los seguros que no pueden faltar a la hora de alquilar un inmueble

Cuando se toma la decisión de poner una vivienda en alquiler, son varias las dudas sobre cómo llevar a cabo todo el proceso y cuales son las mejores opciones, si se hace de forma particular o con una inmobiliaria y si es necesario contratar un seguro de impago de alquiler entre otros. Al realizar un alquiler particular estaremos hablando del propietario arrendandor directamente el inmueble sin ayuda de un intermediario.

Este tipo de sistema requiere un gran esfuerzo al principio para fijar el precio, mostrar a posibles inquilinos la vivienda y luego realizar un contrato. Es el sistema más arriesgado ya que además de la dificultad para alquilar el inmueble se puede presentar algún problema con un inquilino moroso.

Al tener una vivienda en alquiler es importante documentarse e informarse sobre toda la situación del mercado y los servicios que se estén ofertando al momento. Por ejemplo, los seguros de impago de alquiler son una opción interesante, que te permite un alquiler seguro si deseas realizar el mismo de forma particular, aunque no estarás disfrutando de las garantías máximas en el cobro de las rentas, pudiendo correr riesgos innecesarios. Hablando de seguridad y garantías en el alquiler, para lograr una completa protección al propietario lo más recomendado es el alquiler seguro.

Con alquiler seguro podrás estar relajado sabiendo que tienes a profesionales encargándose de todas las gestiones necesarias, desde encontrar al inquilino perfecto, prestar asesoría legal y tendrás el cobro de la renta garantizado los primeros días de cada mes. Este es un tema que preocupa a muchos propietarios con inmuebles en alquiler, ya que son muchos los problemas que puede traer un inquilino que paga de forma irregular la renta.

Tener un seguro te asegura la cobertura ante un problema puntual, aunque no es una herramienta efectiva contra la morosidad de alquiler. Desde hace tiempo se batalla con los diferentes casos de impagos y morosidad a nivel general, evitando que los alquileres sean nichos para morosidad debido a lo complicado del proceso para desahucio a los que se enfrentan muchos propietarios que no cuentan con la asesoría correcta en el tema.

Para que estas sentencias sean efectivas es importante pasar por un proceso judicial donde se certifique que el inquilino no ha cumplido con los pagos. Estos procesos pueden significar que no veras el dinero de las rentas durante meses mientras se llega a un acuerdo entre las partes. Las compañías que ofrecen algún tipo de seguro de impago de alquiler son las que se encargan de garantizar 12 meses de renta desde el momento en que se comunica el impago, aunque la misma puede no hacerse efectiva hasta tener una sentencia en firme.

Es recomendable utilizar medidas de prevención para evitar todos los inconvenientes relacionados con el impago. Para lograr esto es necesario hacer un análisis de solvencia y viabilidad de los inquilinos, asegurando que el inquilino hará frente si se presenta cualquier incidente. Todas las compañías tienen diferentes coberturas y cláusulas y así se evitar encontrar contratos donde si el inquilino se declara insolvente el propietario es quien debe devolver el dinero del alquiler.