La banca tradicional se queda atrás cuando se trata de las ventajas ofrecidas por la banca a través de Internet

Una de las herramientas claves de esta época es la banca por Internet pues ya no necesitas salir de casa, tan solo se requiere de un móvil y no entendemos la vida sin antes consultarlo todo en Internet. Por ello, las finanzas no son la excepción. Por este servicio quienes más apuestan son los bancos online, realizando grandes inversiones en plataformas con alta usabilidad, con mayores funcionalidades e incrementando las posibilidades de contratarlo todo fácilmente online.

Ventajas de la banca por Internet

Debido al uso de la banca por Internet, se ha modificado el modelo de las relaciones que existían entre los bancos y los clientes, siendo cada vez más, estos últimos los que se suman al cambio. Entre las ventajas más llamativas:

Una gran apuesta por la innovación y el progreso: siendo ésta la era de la cultura digital, el Big Data, el Internet de las Cosas y la Inteligencia Artificial, los bancos han decidido tomar la iniciativa sobre su competencia. Para ello han aplicando las tecnologías más innovadoras optimizando el funcionamiento de la web y las app móvil con las que se puede controlar la banca digital. De este modo se refuerzan las conexiones, se habilitan nuevas formas de pagos por medio del smartphone automatizándose todo para lograr que el cliente pueda tener el control sin perder tiempo.

Ya no más esperas: La banca a través de Internet se encuentra disponible las 24 horas de cada día durante los 7 días de la semana. Se acabaron las esperas a la puerta de las oficinas, pues además se han añadido asistentes de Inteligencia Artificial en la banca electrónica a fin de resolver las dudas e incluso se adelantan a lo que necesitamos.

Un gran ahorro en costes y comisiones: es más transparente la banca por Internet, ya que debe cumplir ciertas condiciones que generalmente suelen ser muy sencillas pero con las que se puede mejorar el coste habitual de los servicios, e incluso pagar cero comisiones.

Pueden ser aprovechadas de mejor manera las facilidades de la banca por Internet: lejos de las comisiones reducidas o nulas y otras circunstancias económicas, las transferencias en líneas generales son gratuitas si se reúnen una serie de requisitos muy sencillos. El manejo de las mismas también es sencillo, por lo que el tiempo ahorrado resulta también un ahorro de dinero.

Se puede conocer todo detalladamente: debido a que se maneja la transparencia, el trato con el cliente de la banca por Internet nativa ha sido modificado. La tesis del consumer-first se encuentra presente en todo. La información es lanzada al minuto y en tiempo real, pero además existe la posibilidad de acceder a todo por escrito, u de esta manera analizarlo con calma. La contratación de los productos bancarios por medio de la red hace que el cliente tenga conocimiento al detalle cuáles son las condiciones, puesto que las entidades las publican con total transparencia.